Acerca de

 

 

El régimen de subdelegaciones hace su aparición por primera vez en las posesiones trasatlánticas de la monarquía católica a partir de la promulgación de las Ordenanzas de Intendentes: artículo 9 de la del Río de la Plata de 1782, artículo 11 de la de la Nueva España de 1786 y artículo 41 de la Ordenanza General de 1803.

A pesar de la enorme trascendencia del régimen de subdelegaciones del que surgió el sistema de intendencias en que se habría de sustentar la nueva traza geopolítica de la América hispana y las Filipinas, y no obstante el relevante papel que el binomio cura-subdelegado representó hasta el momento mismo de las declaraciones de independencia de las nuevas naciones – y aún bien entrado el s. XIX -, hasta el momento su estudio ha sido ignorado casi por completo por la historiografía especializada.

En este sentido debemos decir que aunque el tema mismo de las intendencias ha sido abordado de manera destacada por autores tan reconocidos como Luis Navarro, Horst Pietschmann y David Brading – sólo por mencionar a los más citados -, ha llegado el momento de complementarlo y enriquecerlo con el de los subdelegados y subdelegaciones.

Una de las ventajas indudables que ofrece este nuevo acercamiento, radica en que se trata de pequeños escenarios – las subdelegaciones – de una enorme complejidad y riqueza desde todos los puntos de vista que se les contemple, en donde conviven las comunidades indígenas con diversos grupos de criollos, mestizos, mulatos, españoles y africanos según fuera el caso.

Al afocar la mirada histórica en estas jurisdicciones compuestas y complejas es posible descubrir, conocer y comprender fenómenos sociales, procesos políticos, realidades económicas y culturales, y singularidades históricas que de otra manera pasarían totalmente desapercibidas.

No resulta exagerado señalar que la historiografía ha insistido, de manera casi obsesiva desde el momento mismo del rompimiento con España, en el tema de las guerras de independencia, de las Cortes de Cádiz y en el del papel desempeñado por los ayuntamientos constitucionales, las diputaciones provinciales y las juntas patrióticas – máxime ahora que se conmemoran con bombo y platillo los bicentenarios patrios en Iberoamérica.

Estamos convencidos de que ha llegado el momento de prestar mayor atención a otros asuntos directa y estrechamente vinculados con los anteriores, como el de las Ordenanzas de Intendentes y el régimen de subdelegaciones, lo que entre otras ventajas indudables representa descubrir e identificar nuevos escenarios y actores protagónicos – tanto individuales como colectivos –; acervos y fuentes documentales, así como procesos y fenómenos históricos, políticos, jurídicos, económicos, sociales y culturales inéditos o poco y mal conocidos, y que tanta luz han de proporcionar para lograr una primera lectura o relectura más apegada a la realidad y menos apasionada y politizada de las historias patrias y regionales y, a través de las mismas, un mejor conocimiento de esas sociedades, de sus profundos problemas endémicos y sus dilemas, y del gran potencial histórico y humano de la región.

 

Objetivos

 

 * Estimular los estudios históricos desde la perspectiva de las Subdelegaciones

* Poner en contacto a los estudiosos sobre el tema tanto en América como en Europa

* Divulgar de la mejor forma los trabajos que vayan apareciendo sobre el tema

* Organizar encuentros académicos de manera periódica

* Publicar los resultados de los proyectos que se formulen al interior de la Red

* Participar como grupo en los congresos de americanistas y otros afines que se vayan presentando

* Contar con un portal en Internet que sirva tanto como punto de encuentro a los miembros de la Red como de plataforma para dar a conocer y divulgar las actividades y trabajos de la Red así como los particulares de sus miembros relativos al tema

* Organizar periódicamente – por lo menos una vez al año – encuentros presenciales y virtuales de trabajo

* Participar en las convocatorias de proyectos académicos con el objeto de allegarse recursos para financiar las actividades de la Red

 

Metas

 

* Llamar la atención y demostrar la necesidad e importancia de atender el fenómeno subdelegacional como medio de descubrir, identificar y conocer procesos territoriales, regionales, políticos, jurídicos, económicos, sociales y culturales de una etapa histórica relevante, que pasarían total o parcialmente desapercibidos si no se les aborda desde la perspectiva subdelegacional.

* Construir paulatinamente el aparato teórico-metodológico adecuado y necesario para adentrarse en el estudio del régimen subdelegacional.

* Identificar las fuentes documentales y bibliográficas, cartográficas y estadísticas, básicas relativas al fenómeno subdelegacional.

* Reconstruir, desde la perspectiva institucional, todo el orden normativo tan rico, abundante y complejo, sobre el que se edificó y funcionó el régimen subdelegacional.

* Revisar y replantear, en su caso, las opiniones, conclusiones y aseveraciones que en torno a los subdelegados y subdelegaciones ha venido sosteniendo la historiografía que se ha ocupado del tema del sistema de intendencias.

* Enfatizar el hecho de que los subdelegados vinieron a desempeñar un papel protagónico, en sus distintas comunidades y territorios, en el tránsito de las instituciones políticas de los Austria a los Borbón, y en un segundo momento en el del constitucionalismo gaditano al constitucionalismo nacional latinoamericano.

 

 
Martínez de Navarrete 505; Col. Las Fuentes, C.P. 59699, Zamora, Michoacán, México
52 (351) 5157100