María Carmen Alonso Núñez - Proyecto

Los subdelegados y los tenientes de justicia y su interrelación con los grupos sociales, 1787- 1810

María Carmen Alonso Núñez

Universidad Abierta y a Distancia de México
correo-e: carmenalonso23@yahoo.com.mx

Los subdelegados y sus tenientes de justicia como garantes de cuidar el orden social, administrar justicia y cuidar los intereses del rey, establecieron amplias relaciones con los diferentes sectores de la sociedad: los indígenas, las castas y el vecindario de españoles, además de la interrelación que de forma voluntaria e involuntaria establecieron con otras autoridades como los ministros eclesiásticos, los alcaldes, tenientes y comisarios de la acordada y los diputados de minas.

Este proyecto tiene como objetivos centrales, en primer lugar analizar las interrelaciones de los subdelegados y sus tenientes con los diferentes sectores sociales y con las autoridades civiles y eclesiásticas que convergieron en una misma jurisdicción territorial. En segundo lugar centraremos nuestra atención en los conflictos por competencia que se presentaban en las diferentes subdelegaciones y tenientazgos.

En lo que respecta a la relación que establecieron con otras autoridades nos interesa particularmente analizar la forma en que los tenientes de justicia como auxiliares de los subdelegados ejercieron sus funciones al ser el último peldaño de la autoridad real, y al convertirse por excelencia en los ojos y brazos de los subdelegados, siendo así la extensión de la autoridad de los subdelegados. Justamente al ser los representantes de la autoridad de los subdelegados los tenientes, y como bien señalaba José Miranda, fueron los que más se relacionaron con la gente más humilde,[1] con el grueso de la población. El contacto directo con la mayor parte de la población fue lo que propició que los tenientes de los subdelegados fueran objeto de diversas disputas y acusaciones por parte del vecindario que estaba bajo su responsabilidad, situaciones que iban desde denuncias por abuso de autoridad, y otros conflictos derivados de la desobediencia e insubordinación las cuales se presentaron más comúnmente entre los indios y las castas. No obstante ésta actitud no fue privativa sólo de esos grupos, ya que los vecinos que ostentaban cierto poder en las diferentes regiones llegaron a cuestionar la autoridad de los auxiliares de los subdelegados por considerarlos de menor rango.

El segundo tipo de relación que nos interesa analizar es la que derivó del ejercicio de sus funciones como autoridades locales, ya que en la media en que se baja la escala de análisis podemos observar que existe un amplio y complejo entramado de funcionarios locales del aparato de justicia, hacienda y de la iglesia operando lo que propició un importante traslape de jurisdicciones en donde los subdelegados y sus tenientes tuvieron una participación central ya que fungieron como apoyo para que esas autoridades cumplieran con sus funciones. Sin embargo, esta complejidad también llevó muchas veces a que esas relaciones de colaboración se tradujeran en conflictos de competencia entre las distintas autoridades[2] para determinar a quién le competía el conocimiento de una causa, lo cual que fue muy común entre las autoridades civiles y religiosos.

Al hablar de la interrelaciones entre de los subdelegados, tenientes y grupos sociales no sólo se hace alusión a aquellas que provenían de los actos del cumplimiento de sus funciones, sino también a las derivadas de las relaciones sociales naturales del medio en el que se desenvolvían, como parte del entramado social, y por tanto no ajenos a los intereses de las propias subdelegaciones. Dicha situación generó que las relaciones fueran cambiantes, las cuales respondieron no sólo a los intereses de las autoridades como generalmente se podría pensar, sino también a los propios intereses de la sociedad especialmente de las repúblicas de indios y de la Iglesia que fueron las instituciones que férreamente defendieron los privilegios que los borbones pretendían eliminar desde la segunda mitad del siglo XVIII con el conjunto de reformas que aplicaron en sus posesiones americanas, justamente en ese periodo de negociación es que toma importancia el tipo de relación que establecieron los subdelegados y sus tenientes con esas corporaciones.


Notas

[1]: José Miranda, Las ideas y las instituciones políticas mexicanas, primera parte 1521- 1820, México: Universidad Nacional Autónoma de México, 1978, 124

[2]: Rafael Diego-Fernández Sotelo y Víctor Gayol (coords.), El gobierno de la justicia. Conflictos jurisdiccionales en Nueva España (s. XVI-XIX), Zamora, El Colegio de Michoacán, Archivo Histórico del Municipio de Colima, 2012

 
Martínez de Navarrete 505; Col. Las Fuentes, C.P. 59699, Zamora, Michoacán, México
52 (351) 5157100